Saltar al contenido

Buenas prácticas de un entorno organizacional favorable

Facebook
Twitter
LinkedIn

El trabajo agrega valor económico a los países, así como bienestar individual y familiar, promueve el tejido social y es el grupo donde el individuo produce.

Lamentablemente en México aún abundan las empresas donde las personas trabajan para sobrevivir precariamente, de acuerdo con la ENOE, en el transcurso del 2019 aumentaron los empleos en condiciones precarias y de acuerdo a las estadísticas más recientes del INEGI aumentan los empleos en condiciones críticas.

Tanto las empresas como las personas perciben el trabajo como una experiencia forzosa para satisfacer necesidades básicas. El potencial del rol de trabajo, va más allá de cumplir este principio, se trata de tomar conciencia de su impacto en la calidad de vida.

Hoy las buenas prácticas se vuelven necesarias y obligatorias en México, la NOM 035 tiene como uno de sus objetivos promover un Entorno Organizacional favorable en el que se promueve el sentido de pertenencia, la adecuada formación para la realización de tareas, la definición precisa de responsabilidades, la participación activa y comunicación entre trabajadores, la distribución adecuada de cargas de trabajo, jornadas de trabajo reguladores, la evaluación y el reconocimiento del desempeño.

Transformamos tu cultura mejoramos tus resultados:
Entorno organizacional Favorable

Diseñamos estrategias y herramientas para brindar experiencias del empleado más humanas e impulsar el potencial de tus personas

¿Cómo promover estas acciones?

  1. Sentido de pertenecía: Crea un propósito significativo que acompañe a tu marca en todos sus procesos, un objetivo común con el cual sentirse identificado. Cuenta la mejor historia de que y como hace las cosas tu empresa.
  2. Formación: Brinda experiencias de aprendizaje que garanticen el éxito en el puesto. El onboarding debe incluir una capacitación específica para el puesto, además de ser esta constante y adaptable.
  3. Definición precisa de responsabilidades: Define alcances y objetivos del puesto. Los objetivos SMART son una estrategia que puedes adoptar para garantizar certeza en los objetivos.
  4. La participación activa y comunicación: Recuerda que las grandes ideas están ocultas en todas partes, escucha y permite la participación de todo tu equipo de trabajo. Fomenta la comunicación y crea relaciones positivas. Permítete el feedback y conoce tus oportunidades. El feedback potencializa el talento.
  5. Distribución adecuada de cargas de trabajo: Conocer y considerar las competencias del equipo de trabajo, permitirá asignar tareas adecuadas que harán las tareas más efectivas. Planifica y organiza eso te permitirá ser objetivo al asignar cargas de trabajo.
  6. Jornadas de trabajo regulares: Cumple fielmente con tu jornada de trabajo, llega y sal puntual. Es importante que consideres el principio, sobre el respeto al tiempo del trabajo y al propio. En este punto es importante destacar que las buenas prácticas también se pueden gestionar desde uno mismo, como colaborador.
  7. La evaluación y reconocimiento del desempeño: Realiza evaluaciones de manera periódica, de objetivo y reconoce las conductas positivas, escucha y corrige también aquello que no funciona.

 

 

El alcance de la norma es de carácter preventivo, promueve un entorno organizacional favorable e identifica, analiza y previene factores de riesgo psicosocial. No exige la aplicación de exámenes psicológicos o atención de la misma naturaleza.

Dicha norma hace tomar conciencia sobre la importancia de las buenas prácticas de gestión de talento, para la prevención de trastornos de estrés, ansiedad o adaptación, así como la violencia laboral.

Otros artículos que te pueden interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *